Guillermina Baeza: una marca familiar con futuro

L’enfant terrible de la moda de baño           

 

Conversar con Guillermina Baeza es hablar de pasado, presente y futuro. Pocas como ella conocen la transformación por la que ha pasado la moda española durante las últimas décadas y menos aún han resistido los continuos cambios que ha sufrido este sector, cuya aura de glamur que lo envuelve se desvanece cuanto las luces de las pasarelas se apagan, las inspiradoras campañas de publicidad impulsan la zancada hacia la venta pura y dura. Trabajo en equipo, esfuerzo, especialización y visión de futuro forman el eje estratégico de la trayectoria de una de las marcas de moda de baño más consolidadas de este país.  Un sello familiar, cuyo relevo generacional se empezó a gestar hace más de veinte años, cuando una recién licenciada en diseño de moda, Belén Larruy, la benjamina de los tres hijos de Guillermina, decidió sumarse al equipo, “una incorporación natural, nunca me ha interesado hacer otra cosa que lo que he vivido en casa”, afirma desde la   responsabilidad de la gestión diaria de la empresa, sin renunciar al inestimable apoyo del alma la misma. Madre e hija se complementan dando continuidad a una marca, con una filosofía clara y compartida con el resto del equipo.

¿Con qué recuerdo se queda de tantos años al frente de Guillermina Baeza?

El volver a empezar de cada colección ha sido lo que más me ha llenado.

A juzgar por las  fotografías de antiguas campañas de publicidad colgadas en la pared de la sala de reuniones, constato que la moda es ciertamente cíclica. Me apasiona descubrir una modelo de los años 90 luciendo un bañador negro con una gran apertura central y escote asimétrico, última tendencia.

¿Rescata diseños antiguos?

Siempre hay alguna reminiscencia del pasado, un reinterpretar la moda, pero hay que innovar constantemente, ya sea en diseño o en tejidos.

La moda ha de ser sostenible. Promovemos el consumo responsable

¿Cómo influye el tejido en los trajes de baño?

Ahí es donde está nuestro verdadero know how, pues es la clave para que cada diseño sienta bien y sea duradero. La moda  también debe ser sostenible.

Se impone la moda de usar y tirar…

En este sector también hay que crear conciencia para que se valore el trabajo que hay detrás de cada prenda. Pero eso no impide ilusionar a los consumidores cada año con nuevas propuestas.

Renovar a conciencia

Cambiar siempre apetece. ¡A mi me encantan los cambios!

Belén Larruy corrobora esta afirmación, “es especialista en introducir cambios el día antes de ir a un desfile, ¡un caos organizativo!, pero tengo que reconocer que siempre acierta”.  Al hablar de su madre, Belén no escatima en cualidades, “es atrevida, rompedora, perseverante y vanguardista, tiene una gran experiencia, y una capacidad innata para interpretar las tendencias”, reconoce.

¿De qué manera se complementa con Belén?

Ella ha aportado una visión rejuvenecida a la marca y desde la gestión diaria dirige la empresa hacia el futuro. Vivo cerca del despacho y me acerco diariamente a compartir ideas con el resto del equipo, pero yo ya estoy más en la retaguardia.

 

“Encaramos el futuro con una clara apuesta por la venta online y nuevas colaboraciones”

Belén Larruy: una mirada transformadora

El alto grado de especialización de Guillermina Baeza ha llevado a esta empresa familiar a colaborar con otras firmas de moda, que complementan su oferta diseñando y fabricando línea de baño en exclusiva para ellas, como Ze García. Centrarse en su mercado natural, no ha supuesto un impedimento para lanzarse a colaborar con el grupo de ópticas Cione, desarrollando una innovadora colección de gafas de sol inspirada en los 80s y 90s, que incluye retales de tela en sus monturas. “No puedo evitar transladar todos los inputs a los que me expongo diariamente a nuestro campo de trabajo”, reconoce Belén Larruy. Con esa mirada transformadora, la actual gerente de GB asegura afrontar el futuro con posibles colaboraciones en el ámbito del deporte o de los spas, además de “seguir apostando por el canal online, para esquivar la temporalidad de nuestro producto, que hasta ahora no nos ha permitido abrir tiendas físicas”, asegura.

 

No Comments

Post A Comment