“La lipoescultura, el lifting y la blefaroplastia son las cirugías más demandadas en la desescalada”

Los top 3 de la nueva cirugía

 

El estado de alerta ha generado ciertas dudas para retomar tratamientos médico estéticos y someterse a la cirugía estética. Los doctores Cristina Brasó y Xavier Tintoré nos aclaran las dudas, porque no solo comparten la pasión por su trabajo, sino también más de 6.000 intervenciones de cirugía estética, puesto que dirigen el Servicio de Cirugía Plástica del Hospital General de Catalunya y su propio Instituto.

 

¿Cuáles son los protocolos de seguridad a seguir, tanto por parte del paciente, como por parte médica? El protocolo más importante es que el paciente realice el Test del Covid 48 horas antes de la intervención. Los médicos también los hacemos periódicamente. La primera visita es con videollamada, para hacerse una idea bastante precisa del tratamiento y del presupuesto. Si el paciente decide realizar la cirugía,  acude a la visita presencial para acelerar los trámites preoperatorios. La visita es con mascarilla, con todas las medidas de higiene, de manos, de espacios, desinfección de utensilios que no son de un solo uso y visitas espaciadas entre pacientes.

El uso de mascarillas ha aumentado la solicitud de liftings y párpados en japón. ¿Se han incrementado también aquí? La falta de movimiento estos meses ha provocado que algunos pacientes hayan aumentado de peso y nos piden más liposucciones. En cuanto a faciales, se piden más retoques de la mirada, como infiltraciones de bótox, ácido hialurónico y vitaminas. También, la blefaroplastia o retoque de párpados, con reducción de bolsas, lifting de cejas. El tercio inferior facial queda escondido tras la mascarilla, pero se siguen pidiendo retoques de labios, de código de barras y de toda la zona del rictus.

La técnica de cirugía sin dolor de Tintoré Brasó mejora el postoperatorio frente a la cirugía con anestesia convencional. ¿Qué ventajas aporta? La cirugía sin dolor permite a los pacientes ser mucho más autónomos y se acortan los tiempos de recuperación, con un postoperatorio más fácil y menos doloroso, tanto en facial como en corporal. Es muy positivo en estos momentos de desescalada, porque precisamente no se aconseja tanto contacto social.

¿Cómo son los postoperatorios sin dolor con Tintoré Brasó? Los pacientes se recuperan mejor y más rápido, pueden volver antes a su vida normal. Los protocolos de postoperatorio se hacen en clínica con todas las medidas de seguridad. Por ejemplo, en una operación de cirugía de mamas lo habitual es que no se pueden mover los brazos después de la intervención, en cambio con la técnica Tintoré Brasó que aplica el doctor Schuitemaker de anestesia con bloqueos, los pacientes pueden mover los brazos y levantarlos sin dolor ni dificultad. Lo mismo ocurre en otras cirugías, como la rinoplastia, el lifting o incluso en cirugías corporales más largas. En cualquier operación las primeras horas del postoperatorio suelen ser dolorosas, pero con nuestra técnica los pacientes se lo ahorran, no sienten dolor y tampoco toman calmantes.

 

La cirugía sin dolor es un método exclusivo de anestesia de Tintoré Brasó que mejora el postoperatorio.

 

La doctora Cristina Brasó y el doctor Xavier Tintoré junto al resto de su equipo: la doctora Marta Pons, especialista en medicina estética; Luís Perea, responsable de Body Coach; y el doctor Juan Bernardo Schuitemaker, anestesista.

 

 

Tintoré Brasó

No Comments

Post A Comment