Doctor José Valero, jefe de cirugía plástica y estética de la Clínica Ntra. Sra. del Remei

“Ahora nos miramos más en el espejo”

 

“Estamos viviendo una situación sanitaria sin precedentes que ha cambiado el mundo, ha marcado una nueva era, una nueva forma de pensar y de cuidarse”. Con esta reflexión invitamos al cirujano plástico, especialista también en medicina estética, José Valero, a compartir su visión acerca de las nuevas tendencias en su especialidad. La imagen importa más que nunca.

 

¿La era covid le está sentando bien a la cirugía plástica? Nosotros hemos observado un aumento en la demanda de tratamientos, tanto faciales como corporales.

¿Alguno más que otro en particular? No me inclinaría por ninguna cirugía, pero sí es cierto que el uso de la mascarilla ha permitido que muchos pacientes se hagan retoques en todo el tercio inferior de la cara, como el mini lifting.

¿Sigue habiendo una tendencia hacia los tratamientos poco invasivos? Así es. En el caso de nuestro patentado Valero Lift, usamos la radiofrecuencia para eliminar la grasa sobrante y tensar la piel de la cara y el cuello con unos resultados muy naturales y visibles de forma inmediata, sin utilizar el bisturí, sin dolor y sin el temor a la anestesia.

Resultados que ahora no podemos mostrar… El nuevo estilo de vida se inclina por una mayor motivación para el cuidado y bienestar personal, que también incluye deporte y alimentación. Sentirse bien es la prioridad.

También pasamos más tiempo en casa. Por ello, también nos miramos más en el espejo. Y queremos cambiar lo que no nos gusta.

Pero, al trabajar menos, también tenemos menos presupuesto para estética… Al salir menos, gastamos poco en ocio y el consumo suntuario también ha bajado. La sociedad, en general, ha ahorrado y ha decidido dedicarse un poco más a ella.

 

La sociedad, en general, ha ahorrado, y ha decidido dedicarse un poco más al bienestar personal

 

¿Cuál es el perfil habitual de tus pacientes? Mujeres y hombres profesionales en edades comprendidas entre los cuarenta y cinco y los sesenta y cinco años, con inquietudes por mejorar su aspecto de una manera natural, adaptado a su fisionomía.

Por cierto, ¿qué efectos tiene el uso prolongado de la mascarilla? Desde cambios en la coloración de la piel hasta una mayor acumulación de radicales libres que aceleran el proceso de envejecimiento por oxidación celular.

¿Qué medidas podemos tomar para contrarrestarlos? Los antioxidantes ayudan a frenar el daño causado por los radicales libres y los tratamientos antienvejecimiento del tipo PRP – plasma rico en plaquetas -, ayudan a la oxigenación de los tejidos.

El objetivo es siempre mejorar nuestra imagen. Reitero que sentirse bien es una prioridad, pero también es cierto que las redes sociales y los medios de comunicación imponen unos cánones de belleza y, nos guste o no, para encontrar un trabajo también se exige una imagen concreta.

¿Y en qué lugar quedan el resto de valores? Es cierto que lo material y superficial se anteponen a otros valores, pero puede que un poco de frivolidad y presumir de vez en cuando también nos venga bien. Sin embargo, debemos estar atentos a los excesos para no fallar como sociedad.

El equilibrio es importante. Cuando te sientes bien contigo mismo, el ego, los ánimos, el yo interior te permite despertar cada mañana con brío, dispuesto a comerte el mundo, en una actitud plena muy positiva y beneficiosa también para el resto de las personas con las que te relacionas.

¿Podemos ser felices si no nos gustamos? Las tendencias materialistas y superficiales creadas por la sociedad actual ejercen una presión diaria que puede crear insatisfacción personal. Si hablo como persona, y no como doctor, creo importante decir que debemos ser felices de lo que somos y cómo somos. La belleza es universal y no tiene que ver con un perfil griego o una anatomía perfecta. Una nariz grande, un lunar en la cara, ser más delgada o rellenita, alto o bajito, atlético o endeble, todos tenemos nuestro encanto.

Y todos tenemos nuestros públicos. Además de ese valor tan importante que encontramos en la familia que es el amor. No podemos volver al pasado, pero sí podemos aprender de él para reconstruir y formar un futuro con salud, bienestar y sentimiento pleno para todos. Creo que estamos cambiando, que nunca seremos los de antes, sino mucho mejores.

 

El doctor José Valero ha patentado su revolucionario lifting sin cirugía, Valero Lift.

 

Dr. Valero

No Comments

Post A Comment