Neolith protagoniza el escenario creado en el último proyecto de Victoria Belousova

Una cocina con público

Cuando en una casa cocinar es tan importante como hacerlo en compañía, sin aislarse del resto de la familia, la mejor opción es crear un único espacio vital, en el que la cocina se integre en el resto de las estancias comunes, como el salón o el comedor. Esta es la decisión que tomó Victoria Belousova al recibir el encargo de la reforma integral de un piso regio situado en la zona de Galvany de Barcelona. La interiorista, afincada en Sant Cugat, donde hasta hace poco tenía su showroom, no tuvo que convencer a sus clientes de la conveniencia de elegir Neolith como material principal para lograr el diseño funcional a la vez que sofisticado que estos perseguían. “Neolith se vende solo; lo ves y te enamoras”, asegura desde su nuevo despacho, más enfocado al asesoramiento que a la venta de mobiliario.

 

El modelo Calacatta Gold en sus distintos acabados, Silk y Polished, aporta funcionalidad y exclusividad a una cocina pensada para compartir en familia.

 

El modelo Calacatta Gold con vetas doradas se empleó en acabado Polished, con brillo, para revestir la encimera y la pica, y en Silk, o mate, como pavimento. Una elección que ensalza la luminosidad propia del inmueble y aporta ese toque de exclusividad que acompañan la grifería en latón pulido y los mecanismos eléctricos, también a tono, así como se integra con los muebles lacados en gris de Doimo Cucine. Las lámparas de techo elegidas por Victoria aportan la luz escogida para iluminar el escenario donde “trascurren los momentos más significativos del día para estos clientes tan especiales”, resume satisfecha con el resultado.

 

Neolith se vende solo. Lo ves y te enamoras.”

 

Los sillones tapizados en terciopelo salmón aportan calidez y reafirma la sensación de sofisticación del espacio.

 

 

No Comments

Post A Comment