La rehabilitación más cálida de Verónica Mimoun, de Le Bond Studio.

Esencia Cerdanya

Chimenea, madera y piedra. Son los tres elementos sin los cuales no se concibe una casa en La Cerdanya. Sorprendentemente, cuando a Verónica Mimoun, de Le Bond Studio, le encargaron la reforma de un apartamento de cerca de doscientos metros cuadrados situado a orillas de lago, estos brillaban por su ausencia. Ubicado en un edificio de los años 90, el blanco dominaba unas paredes ahora revestidas de madera de pino, así como el original parquet amarillento, que se ha restaurado y barnizado, no desempeñaba el efecto de calidez que se persigue en la decoración de un refugio ceretano. Llaves en mano, los nuevos propietarios encargaron un proyecto integral, que incluyó modificar parte de la distribución, seleccionar materiales típicos de la zona e integrar todos los elementos y accesorios decorativos, desde los muebles, hasta la decoración textil, cortinas, alfombras y colchas. “Cuando se establece un nexo de confianza con el cliente, es común trabajar de forma global”, asegura Verónica. Gracias a la total rehabilitación, la interiorista barcelonesa ha creado un nuevo hogar que gritaba esencia de montaña.

 

 

Chimenea, madera y piedra, los tres elementos clave en los interiores de las viviendas ceretanas.

Como parte de la nueva distribución, se cerró un práctico recibidor que sirve de guardarropa y zapatero.

 

La madera de pino reviste el lateral de la escalera aportando la calidez perseguida. El papel pintado es otro de los aciertos en la decoración, a tono con el terciopelo del gran sofá tapizado.

 

La chimenea gana protagonismo con el diseño de una columna de piedra en la cual se integra.

 

Los cojines de estampado rústico dan el toque de color a la habitación infantil.

 

 

lebonstudio.com

 

No Comments

Post A Comment